CONSULTAR RENTABILIDAD
Principales enfermedades de los olivos: Tipos y causas - Prados Plantaciones

Principales enfermedades de los olivos: Tipos y causas

Cualquier tipo de enfermedad supone una alteración de pérdidas económicas tanto al agricultor, las consecuencias que supone una zona cuya actividad económica predomina este sector, como a lo que supone a la económica de un país, en los que la agricultura tiene un gran peso.

Además, de las enfermedades provocadas por las bacterias y hongos que se describen a continuación, existen otras muy importantes y que afectan gravemente al olivar como es el caso del repilo.

Plagas y enfermedades del olivo más peligrosas en cada estación

Negrilla: (Capnodium, Limacinula,l Aureobasidium, entre otros)

Clase: Hongo

Negrilla o también llamada tizne de olivo, hollín, fumagina o fumat . Son varios hongos ectoparásitos que recubren los tejidos exteriores de las plantas dificultado la fotosíntesis y por ende, su capacidad productiva. Generalmente esta enfermedad puede aparecer por el estrés de las plantas, o el síntoma más frecuente es por los excrementos de insectos como son la cochinilla del olivo, el algodoncillo entre otros.

  • Síntomas y daños

La aparición de esta enfermedad aparece sobre las hojas, ramas, troncos y en algunas ocasiones en el fruto. Aparecen unas manchas superficiales negras que se desprenden fácilmente al pasar el dedo. Puesto es un hongo que no penetra en los tejidos internos de la planta.

  • Control

El sistema principal es el control de los insectos invasores, así como prevenir situaciones que produzcan estrés en los árboles. Además, podando el olivo correctamente para mantener una buena ventilación evitando situaciones que facilite el calor y la humedad.

Aceituna jabonosa (Colletotricum spp)

Clase: Hongo

También denominada, vivillo, antracnosis o aceites colorados es una enfermedad fúngica que afecta directamente al fruto del olivar provocando una pérdida de peso y caída de las aceitunas, pudrición de las mismas y por otro lado, es un hongo que afecta a las propiedades organolépticas del aceite. Además, liberan una toxina que debilita los olivos secando las ramas.

En primavera y otoño son las temporadas en las que el olivo es más propicio para el desarrollo de esta enfermedad.

  • Síntomas y daños

Uno de los primeros síntomas es la aparición de unas manchas circulares de color ocre sobre estas anchas se centraliza una materia gelatinosa de color rosa que posteriormente se convierte en una costra de color anaranjada o parda.

Si la enfermedad ha penetrado por el fruto suele ser principalmente por las diferentes orificios y heridas que provoco la mosca del olivo y la larva del mismo insecto.

En el caso de que la enfermedad haya atacado profundamente a las hojas, el virus destroza el parénquima provocando los síntomas previamente dichos y su caída. Mientras que, en cuanto a las ramas, ataca a las más jóvenes, menores a los 5 años, y se manifiesta produciendo necrosis en las yemas y defoliaciones del olivo

  • Control

Con la finalidad de luchar ante este problema se recomienza realizar toda aquella actividad que ayude a la ventilación de las copas de los olivos, eludir el exceso de humedad en el suelo, realizar tratamientos en contra de la mosca del olivo, así como la utilización de variedades resistentes a esta enfermedad. Hacer una recolección temprana o, por ejemplo, controlar la mosca del olivo a través de tratamiento y trampeos masivos

Tuberculosis (pseudomonas savastanoi)

Clase: bacteria

La tuberculosis del olivo o también llamada verruga o roña es una enfermedad de origen bacteriano muy frecuente en la península ibérica siendo está una de las más peligrosas. Suelen formarse en la superficie de las ramitas y ramas.

La bacteria que provoca esta enfermedad para penetrar al olivo necesita heridas. Estas heridas pueden ser provocadas por diferentes motivos, desde el impacto de granizo, los cortes de la poda o incluso las heridas provocadas en cosecha. La bacteria se instala en las ramas, en forma de tumores que van dificultando cada vez más el paso de la savia, lo que provoca una discapacidad productiva e incluso el secarse de la ramas

  • Síntomas y daños

Esta bacteria puede afectar a todas las partes de la planta, pero inusualmente se visualiza en las flores o los frutos.

En el caso de las ramas, en aquellas ramas de entre 2 y 3 años, se forman pequeños tumores que al comienzo de la infección son verdes con una superficie lisa mientras que con el desarrollo de la enfermedad se vuelve común mayor tamaño, irregular y agrietada.

  • Control

Para esta enfermedad, uno de los aspectos más relevantes es la prevención durante todo el año. Por lo que aquellos olivos infectados son los que se deben podar los últimos e incluso desinfectar las herramientas entre corte y corte para no dispersar la enfermedad. Por otro lado, no recolectar durante los días húmedos y con lluvia. Los tratamientos foliar pos cosecha deben ser realizados en las 24h siguientes a la cosecha para que sea eficaz la cura de las heridas.

Además, se pueden aplicar productos en el suelo que aporten a las plantas los nutrientes necesarios para que esta esté sana y fuerte, así como llevar a cabo tratamientos cúpricos para el control de enfermedades.